¿Cómo conservar correctamente la insulina?

La importancia de la insulina recae en el hecho de que es vital para el funcionamiento del cuerpo humano, ya que es la hormona encargada de abrir las células, y permitir el paso de la glucosa a través de ella, para que pueda ser transformada en energía.

Para las personas con diabetes es necesario aprender a conservar la insulina, porque deben inyectársela de forma regular; debido a que su organismo dejó de producirla por sí mismo. A continuación te explicaré todo lo que debes saber sobre ella, para que aprendas a conservarla.

Dónde guardar la insulina

Lo recomendable es guardar la insulina en la nevera, a una temperatura entre los 4 y 80C; de igual forma es importante verificar que nunca baje de los 20C, ya que perdería su consistencia. En este caso, está totalmente prohibido almacenarla en el congelador.

Duración de la insulina.

Una vez que se haga el primer uso de la insulina, puede mantenerse en perfecto estado durante los próximos 30 días. Sin embargo, se debe observar en cada uso, si llega a cambiar de forma drástica su aspecto. En caso de hacerlo, lo mejor es descartarla y hacer uso de una nueva.

Conservación de la insulina en viajes

Al momento de realizar un viaje, se recomienda hacer uso de las neveras portátiles para conservar la insulina en condiciones óptimas. De esta manera, no tendrás problema en disfrutar de tu viaje, y estar seguro de poder usarla cada vez que lo requieras.

Cómo mantener fría la insulina en situaciones de calor

Aunque puede resultar difícil mantener en buen estado la insulina en situaciones de calor, no es imposible. En la mayoría de los casos, suele ser almacenada en contenedores térmicos, en donde es enfriada con agua helada, o es envuelta en un paño húmedo, para tratar de mantenerla fresca.

Accesorios para conservar insulina: bolsas isotérmicas para insulina

Uno de los accesorios más utilizados para conservar la insulina, son las bolsas isotérmicas. Son ideales para transportar la insulina a cualquier lugar donde vayas. Dependiendo del modelo que se escoja, varía la cantidad de horas que puede mantenerla fresca. Algo que tienen en común, es que son totalmente reutilizables.

¿Qué hacer con la insulina caducada?

Si la insulina supera el tiempo estimado para ser utilizada, es momento de desecharla por completo. Puede ser depositada en un punto de recogida de medicamentos caducados, o directamente a la basura. Nunca debe ser botada al lavamanos o inodoro.

Como recomendaciones finales es importante tener en cuenta que la insulina no debe ser expuesta al calor intenso o a la luz. Es por ello que se es necesario tener especial cuidado, si está colocada cerca de una ventana, si vas al parque, o la playa. El objetivo es que no reciba ningún rayo de sol, ya que podría dañarse inmediatamente.

Una vez que tomes en cuenta todo lo mencionado anteriormente, no tendrás ningún problema en conservar la insulina, en sus mejores condiciones, y poder hacer uso de ella cada vez que te corresponda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *